¿Qué es la diabetes?

La diabetes es una enfermedad en la cual los niveles de glucosa en la sangre están por encima de lo normal. La mayor parte de los alimentos que consumimos se transforman en glucosa, o azúcar, que es utilizada por el cuerpo para generar energía. El páncreas, un órgano que se encuentra cerca del estómago, produce una hormona llamada insulina para facilitar el transporte de la glucosa a las células del organismo. Cuando se sufre de diabetes, el organismo no produce suficiente insulina o no puede utilizar su propia insulina adecuadamente. Esto causa que el azúcar se acumule en la sangre. La diabetes puede producir complicaciones de salud graves tales como enfermedad cardíaca, ceguera, falla renal y amputaciones de las extremidades inferiores. La diabetes es la sexta causa principal de mortalidad en los Estados Unidos.

 

¿Cuáles son los síntomas de la diabetes?

Las personas que piensan que tienen diabetes deben acudir a un médico para recibir un diagnóstico. Podrían presentar ALGUNO o NINGUNO de los siguientes síntomas:

¿Cuáles son los factores de riesgo de la diabetes?

Entre los factores de riesgo de la diabetes tipo 2 se halla la edad avanzada, obesidad, antecedentes familiares de diabetes, antecedentes de diabetes gestacional, tolerancia disminuida a la glucosa, falta de actividad física y raza u origen étnico. Los afroamericanos, los hispanos o latinos, los indios americanos y algunos estadounidenses de origen asiático así como los isleños del Pacífico están en una situación de riesgo elevado de contraer diabetes tipo 2. La diabetes gestacional aparece con mayor frecuencia en los afroamericanos, hispanos o latinos, indios americanos y personas con antecedentes familiares de diabetes que en los otros grupos. También se asocia la obesidad a un riesgo más elevado. Las mujeres que han tenido diabetes gestacional corren un mayor riesgo de contraer diabetes tipo 2 posteriormente.

 

¿Cuál es el tratamiento de la diabetes?

Las personas con diabetes deben visitar a un proveedor de atención médica que observe de cerca su control de la diabetes y les ayude a mantener ese control. Además, las personas con diabetes pueden ver a un endocrinólogo que se especialice en el cuidado de la diabetes; a un oftalmólogo para los exámenes de la vista; a un podiatra para el cuidado rutinario de sus pies; y un experto en dietas y diabetes que les pueda enseñar lo que deben saber para poder controlar día a día su diabetes.

 

¿Cuál es la causa de la diabetes tipo 1?

Las causas de la diabetes tipo 1 parecen ser muy distintas a las de la diabetes tipo 2, aunque el mecanismo exacto de aparición de ambas enfermedades aún no ha sido descubierto. Se sospecha que la diabetes tipo 1 se manifiesta luego de una exposición a un "factor desencadenante ambiental", como un virus no identificado, que estimula un ataque del sistema inmunitario a las células beta del páncreas (que producen insulina) en algunas personas con una predisposición genética.

 

¿Existe una cura para la diabetes?

NO. La comunidad tiene tres alternativas ante la enorme carga para la salud que representa la diabetes: prevenir la enfermedad, curarla y mejorar la calidad de los cuidados para las personas con diabetes a fin de prevenir complicaciones graves. El Departamento de Salud y Servicios Humanos de los EE.UU. está explorando activamente los tres enfoques. Tanto los Institutos Nacionales de Salud (NIH) como los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) están involucrados en actividades de prevención. Los NIH llevan a cabo actividades de investigación para curar la diabetes tipo 1 y tipo 2, especialmente el tipo 1. Los CDC dirigen la mayor parte de sus programas a garantizar que los avances científicos comprobados se reflejen en las prácticas diarias de las personas afectadas por la enfermedad.

 

¿Existe una cura para la diabetes?

Se están explorando varios enfoques para "curar" la diabetes. • Trasplantes de páncreas • Trasplantes de las células de los islotes del páncreas (estas células producen insulina) • Elaboración de páncreas artificiales • Manipulación genética (se inserta un gen de insulina humana en las células grasas o de músculos que normalmente no producen insulina, luego se transplantan estas "seudo" células de islotes en las personas que sufren de diabetes tipo 1). Cada uno de estos enfoques debe superar una serie de obstáculos, como prevenir el rechazo del sistema inmunológico, encontrar un número adecuado de células productoras de insulina, mantener las células con vida, etc. Se están logrando avances en cada uno de estos ámbitos.

 

¿Puedo comer alimentos que contengan azúcar?

Para casi todas las personas con diabetes, la respuesta es sí. Comer un trozo de torta hecha con azúcar hace que su nivel de glucosa en la sangre aumente. Lo mismo sucede si come maiz (choclo), un sándwich de tomate o frijoles (habichuelas) La verdad es que el azúcar tiene mala fama. Las personas con diabetes pueden comer azúcar y, de hecho, lo hacen. En su cuerpo, el azúcar se transforma en glucosa, pero esa transformación también ocurre con los otros alimentos mencionados anteriormente. Con los alimentos azucarados, la norma a seguir es la moderación. Si usted come esos alimentos en exceso, entonces 1) hará que su nivel de glucosa en la sangre aumente más de lo esperado; 2) se llenará pero sin incorporar los nutrientes que contienen los vegetales y los cereales; y 3) subirá de peso. Por lo tanto, no se quede sin comer una porción de torta de cumpleaños. En cambio, coma un poco menos de pan o de papas y reemplácelos por la torta.

 

¿Cuánto peso debo perder por semana?

Limitar la pérdida de peso a ½ o 1 libra (apróx. 230 o 460 gramos) por semana lo mantendrá saludable y le permitirá disfrutar de las comidas que usted ama en pequeñas cantidades. Una pérdida de peso lenta pero continua es la clave para no recuperar el peso ya perdido.

 

¿Cuáles son los diferentes tipos de diabetes?

La diabetes tipo 1, conocida anteriormente como diabetes mellitus insulinodependiente o diabetes de comienzo juvenil, representa entre el 5% y el 10% de todos los casos diagnosticados de diabetes. La diabetes tipo 2, conocida anteriormente como diabetes mellitus no insulinodependiente o diabetes de comienzo en la edad adulta, representa entre el 90% y el 95% de todos los casos diagnosticados de diabetes. La diabetes gestacional es un tipo de diabetes que sólo afecta a las mujeres embarazadas. Si no es tratada adecuadamente puede causar problemas para la madre y los bebés. La diabetes gestacional se manifiesta en entre un 2% y un 5% de todos los embarazos pero generalmente desaparece después del parto.

 

¿Cuál es el tratamiento de la diabetes?

La terapia básica para la diabetes tipo 1 es comer en forma saludable, hacer ejercicio y ponerse inyecciones de insulina. La cantidad de insulina que se aplique debe ser balanceada con los alimentos y el ejercicio. Los niveles de glucosa en la sangre deben ser observados de cerca mediante pruebas frecuentes de la glucosa. La terapia básica para la diabetes tipo 2 es comer en forma saludable, hacer ejercicio y las pruebas de glucosa en la sangre. Además, las personas con diabetes tipo 2 necesitan medicamentos por via oral, insulina o ambos para poder controlar sus niveles de glucosa en la sangre. Las personas con diabetes deben aceptar la responsbilidad de su cuidado personal diario y de mantener los niveles de glucosa en la sangre para evitar que alcancen niveles muy altos o muy bajos.

 

¿Se puede prevenir la diabetes?

Varios estudios han demostrado que la actividad física en forma regular puede reducir considerablemente el riesgo de contraer la diabetes tipo 2. La diabetes tipo 2 parece también estar asociada a la obesidad. Los investigadores han registrado avances en la identificación del mecanismo genético y los "factores desencadenantes" que predisponen a algunas personas a sufrir de diabetes tipo 1, pero la forma de prevenir la enfermedad sigue siendo un misterio.

 

¿Por qué es necesario que visite a un dietista?

Los dietistas registrados han recibido capacitación y conocen muy bien el modo en que el cuerpo humano utiliza los alimentos. Los dietistas registrados especializados en diabetes pueden enseñarle de qué forma los alimentos que usted ingiere modifican su nivel de glucosa en la sangre y cómo puede hacer para coordinar sus medicamentos para la diabetes con la alimentación. ¿Usted sabe qué cantidad de calorías debería ingerir por día? ¿Cómo se hace para reducir la cantidad de grasas en las comidas? ¿Cómo hacer que la hora de comer sea más interesante? Un dietista registrado puede ayudarlo a conocer las respuestas a ésas y a muchas otras preguntas. El dietista trabajará junto a usted para crear un plan de alimentación saludable que incluya sus comidas favoritas.

 

¿Por qué bajar de peso es bueno para la diabetes?

La pérdida de peso ayuda a las personas con diabetes de dos maneras esenciales. En primer lugar, disminuye la resistencia a la insulina. lo cual hace posible que la insulina natural (en las personas con diabetes tipo 2) disminuya los niveles de glucosa en la sangre de un modo más eficaz. Si usted toma medicamentos para la diabetes, la pérdida de peso disminuye los niveles de glucosa en la sangre y eso permite bajar la dosis o directamente dejar de tomar los medicamentos. En segundo lugar, mejora los niveles de presión arterial y de grasas en la sangre. Las personas con diabetes tienen aproximadamente el doble de probabilidades de contraer enfermedades cardiovasculares, si se compara con la mayoría de las personas. Una forma de reducir ese riesgo es disminuir los niveles de las grasas en la sangre y la presión arterial.

 

¿Cómo hago reducir la cantidad de grasas en mi dieta?

A continuación, le proporcionamos algunos consejos para comenzar esa tarea. Visite a un dietista para obtener más consejos y sugerencias. Fría los alimentos en pequeñas cantidades de aceite, revolviendo constantemente, y utilice muchos condimentos. Elija las opciones de alimentos con bajo contenido graso o sin grasa, tales como leche con 1% de grasa o sin grasa, o queso de bajo contenido graso. Mantenga el tamaño de las porciones dentro de los parámetros establecidos. Evite los alimentos fritos. En su lugar, coma vegetales y carnes asados al horno, a la parrilla, en el grill o a las brasas.

 

¿Algunas grasas son mejores que otras?

Sí. Las grasas monoinsaturadas son las más saludables para el organismo. Los frutos secos (como almendras, castañas de cajú, avellanas y maníes) y el aguacate contienen ese tipo de grasas. Para cocinar, opte por el aceite de oliva o de canola. Luego, en la escala de grasas más saludables, siguen las grasas poliinsaturadas. Ese tipo de grasas se encuentra en el aceite de maíz, el aceite de cártamo, el aceite de soja y la mayonesa. Utilice pequeñas cantidades de alimentos que contengan grasas saturadas, como manteca, grasa de cerdo y grasa de carne vacuna. Existen versiones de bajo contenido graso de los alimentos que contienen grasas saturadas, como la crema agria y el queso crema. Una dieta saludable incluye menos del 30% de calorías provenientes de grasas, con menos del 10% de ellas provenientes de grasas saturadas.

 

¿Qué puedo hacer si como en exceso durante las vacaciones?

Póngase las zapatillas y diríjase a la acera. Estar más activo o activa ayuda a disminuir el nivel de azúcar en la sangre, la presión arterial y el colesterol. La actividad física provoca un consumo adicional de azúcar en la sangre y ayuda a que la insulina actúe mejor.

 

¿Puedo usar edulcorantes de bajas calorías?

El consumo de edulcorantes de bajas calorías es seguro para cualquier persona, excepto para las personas con fenilcetonuria, que no deben ingerir aspartamo. Los edulcorantes sin calorías, como el aspartamo, la sacarina, la sucralosa y el acesulfamo K no aumentan el nivel de glucosa en la sangre. Los alcoholes del azúcar (xilitol, manitol y sorbitol) tienen algunas calorías y, por cierto, aumentan ligeramente el nivel de glucosa en la sangre. Ingerir en exceso cualquiera de esos alcoholes puede provocar gases y diarrea.

 

¿No es más fácil el control de la glucosa si como lo mismo todos los días?

Probablemente, pero ese método de control de la glucosa no es muy nutritivo, además de lo aburrido que es. Una de las claves para la nutrición es comer una variedad de alimentos todos los días. Mediante el control del nivel de glucosa en la sangre dos horas después de empezar a comer, usted puede enterarse de qué forma lo afectan los distintos alimentos. Con el tiempo, será capaz de prever de qué manera los alimentos, y las combinaciones de alimentos, afectan el nivel de glucosa en la sangre.

 

¿De qué alimentos puedo comer grandes cantidades?

Olvídese de comer desenfrenadamente. La clave para una vida sana es la moderación. Es posible que las palomitas de maíz sean de bajo contenido graso, pero aun así tienen calorías. Y hay que tener en cuenta las calorías. Si usted puede controlar los tamaños de las porciones de los alimentos que ingiere, podrá comer una variedad de alimentos más amplia, incluso sus favoritos, y seguir manteniendo el nivel de azúcar en la sangre dentro de los valores normales.

 

¿Qué vitaminas pueden ayudarme a controlar la diabetes?

Si usted tiene una carencia de vitaminas o minerales, esa insuficiencia podría estar causándole problemas para controlar la glucosa. Por ejemplo, un estudio descubrió que la ingesta del oligoelemento cromo mejoraba el control de la glucosa en sujetos que presentaban una carencia de cromo. Es necesario llevar a cabo más estudios. Si usted elige una variedad de frutas, vegetales, cereales y carne para comer todos los días, y mantiene su nivel de azúcar en la sangre próximo a los parámetros ideales, probablemente no necesite tomar suplementos vitamínicos por la diabetes.

 

¿Puedo tomar alcohol?

Sí, con moderación. Moderación significa no beber más de una copa por día en el caso de las mujeres y no más de dos en el caso de los hombres. Una copa equivale a 5 onzas (148 ml) de vino, 12 onzas (355 ml) de cerveza liviana o 1 -1/2 onzas (45 ml) de bebida blanca destilada con 80% de contenido alcohólico. Asegúrese de que sus medicamentos no requieren que se evite el consumo de alcohol y obtenga la autorización de su médico para hacerlo.

 

¿Existen hierbas que pueden ayudarme a controlar la diabetes?

Existen muchas hierbas cuyo efecto, supuestamente, es la disminución de los niveles de glucosa, pero no se cuenta con datos suficientes sobre ninguna de esas hierbas como para recomendarla para su uso en personas con diabetes. La Administración de Drogas y Alimentos (FDA) no considera que las hierbas sean alimento y no se las somete a pruebas para evaluar su calidad ni su contenido. Por lo tanto, los productos pueden promocionarse como beneficiosos para algunas afecciones sin que sea necesario que presenten pruebas de ello. Hable con su médico o dietista acerca de los suplementos dietarios a base de hierbas antes de probarlos. Es posible que presenten una interacción mala con los medicamentos para la diabetes que usted toma.